Mirada estratégica del Capital Humano: crece la matricula de Ingeniería en la UBA

Por segundo año consecutivo fue la facultad que registró el mayor incremento de estudiantes al Ciclo Básico Común (CBC).

La tendencia se mantuvo un año más. Al igual que en 2015, Ingeniería fue la carrera que registró un mayor aumento de estudiantes inscriptos a la Universidad de Buenos Aires. El informe anual realizado por el propio estamento educativo, reflejó que esa carrera tuvo un alza del 18,36% respecto a los nuevos estudiantes inscriptos en el Ciclo Básico Común.

La consolidación de la carrera de Ingeniería tuvo su sustento en diversos mecanismos de políticas universitarias realizadas por la propia UBA y desde diversos organismos del Estado a lo largo de los últimos cuatro años. En el 2012, el Ministerio de Educación lanzó el Plan Estratégico de Formación de Ingenieros (PEFI), con la idea de duplicar la cantidad de graduados. Además se entregaron dos mil becas para los estudiantes de su facultad y el Estado anunció una inversión anual de 50 millones de pesos.

 
La permanencia, otro triunfo

Como si fuera poco, la facultad de Ingeniería no sólo registra el mayor incremento de nuevos estudiantes, sino que también ostenta las mejores cifras respecto a la retención de alumnos en su carrera.

En 2006, Ingeniería tenía un 43% de retención de alumnos de primer año. Sin embargo, en el 2015, tanto en la UBA como en el resto de universidades del país, hubo un 70% de permanencia, mientras que el promedio de todas las carreras es de 55%.

“Se vio un aumento del matriculado y de la permanencia notorio después de la entrega de becas del bicentenario. Además, se instaló el hecho de que los estudiantes que cursen esta carrera no tendrán problemas para conseguir trabajo en un futuro. Lo que es cierto, incluso”, especificó para Infobae Daniel Morano, ex miembro de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación y actual representante del Comité de Educación del Centro Argentino de Ingenieros.

 

Link a la nota completa.