El método de gestión empresarial que Japón quiere exportar a la Argentina

La relación entre Argentina y Japón dio un vuelco de 180° desde que Mauricio Macri asumió la presidencia. Después de 57 años un primer ministro japonés pisó suelo nacional y varias empresas niponas que habían dejado de operar en el país comenzaron a reconsiderar su decisión. En este nuevo contexto, el archipiélago asiático busca inculcarle a la Argentina el “Kaizen”, el sistema de gestión empresarial japonés que provocó el gran crecimiento económico de aquel país.

“Puede ser utilizado para una empresa, un gobierno o la vida personal de cada uno; todo tipo de servicio puede ser mejorado”, afirmó a Apertura.com Yasuo Izumi, experto en este método de management que nació después de la Segunda Guerra Mundial. El Managing Director de Oriental Consultants Global brindó una conferencia en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI) para comenzar a introducir los pilares del Kaizen, en japonés significa “mejora continua”, que ya es utilizado en Argentina en empresas como Toyota y Honda. El objetivo principal de Japón es lograr educar a las pymes en este sistema para que luego puedan convertirse en proveedoras de empresas niponas que quieran invertir en el país.

¿Cuáles son las claves del Kaizen?
El Kaizen es una manera de trabajar conjuntamente, hay que crear estructuras unificadas de toma de decisiones. Normalmente en las empresas hay una diferenciación entre los trabajadores y los directivos, hay que crear una estructura que vaya hacia los dos lados. Uno de los mayores problemas que suelen tener las empresas es que los managers quieren imponer algo y los trabajadores no comprenden qué es; en el Kaizen el esfuerzo y el trabajo es un ejercicio de toda la compañía en conjunto. El otro punto importante son las recompensas, la empresa tiene que reconocer y ser agradecida con los trabajadores que logren incrementar la productividad. El management tiene que apreciar esos esfuerzos con beneficios como aumentos de sueldo o ascensos.

¿Cuál es el principal problema que tienen los países emergentes para aplicar este método?
Este sistema tuvo éxito en Japón porque hay una gran cantidad de escuelas técnicas que proveen trabajadores a las empresas. La clave en países emergentes es levantar la moral de los trabajadores para que tengan un buen nivel de respuesta, pero para eso tienen que tener skills apoyadas en un buen nivel educativo. En esos países suele haber un sistema conflictivo entre trabajadores y directivos, mientras que en Japón es un sistema unificado.

Si Argentina aplicara este método, ¿cuánto tardaría en ver resultados?
Todavía no tuve contacto directo con empresarios argentinos, pero como consumidor he presenciado que la calidad del servicio es muy pobre. Sin embargo, una vez que puedan introducir estos procesos y estructuras más unificadas podrán ver un cambio drástico, no creo que tarde más de 3 años en poder ver los primero resultados.

¿Qué rol tiene que jugar el Estado?
Aplicar este sistema no necesita de una inversión en términos de equipos, sino que tiene que estar enfocada en el capital humano. Esta inversión no tiene que ser solo de las empresas, el Estado también debería tomar la iniciativa porque el capital humano es muy importante para el país. Los gobiernos tienen que crear un sistema para mejorar las skills de los trabajadores, de esa manera las empresas mejorarán.

En un contexto de alta inflación y gran costo laboral como sucede en Argentina, ¿es más difícil implementar el Kaizen?
No tengo una respuesta clara, pero no creo que una economía inflacionaria tenga ningún impacto a la hora de implementar este método.

¿Qué consejo le daría a un argentino que quiere comenzar a aplicar este sistema de management?
Mi primer consejo sería que vayan a Japón para que vean con sus propios ojos cómo funcionan las empresas allá, estando ahí pueden aprender muchas cosas. Si estás en Argentina, aunque tengas a alguien experto en el tema puede ser que no entiendas del todo la implementación del método. Si no pueden ir a Japón, lo más cerca que tienen es México, ahí hay muchas empresas japonesas que lo aplican de manera exitosa.

Link a la nota completa.