Estrategias de reducción de costos en empresas industriales

Por Leandro di Nardo, director de NUMAN

En tiempos de bajas expectativas y desaceleración económica, la reducción estratégica de costos constituye un factor esencial para alcanzar los resultados de negocio proyectados y la competitividad esperada, sin comprometer los niveles de producción y calidad, ni alterar el valor que se está aportando a los clientes.

El primer paso para encarar un proyecto de esta naturaleza es contar con la información completa de la estructura de costos de la operación. A partir de ese diagnóstico, el foco estará puesto en diseñar una estrategia, definir acciones internas y asignar responsables, involucrando a las posiciones que estén más próximas a lograr el efecto buscado.

Así lo analizaron los ejecutivos participantes de una de las mesas sectoriales que se realizaron en el marco del Foro Argentina Industrial 2018, que organizamos NUMAN y IEEC.

Lo importante es que la estrategia de reducción de costos sea cross en la organización, involucrando transversalmente a todos los procesos.

Para ello, la recomendación es definir lo que el cliente considera ‘valor’, sin dar nada por sentado y focalizando en la reducción de costos desde este punto de partida.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta, en el proceso de reducción de costes, son las siguientes:

  • Dudar de los estándares y buscar el máximo que el proceso puede dar.
  • Buscar alternativas de materias primas, insumos y formulaciones.
  • Generar métricas ‘visibles’ en todos los procesos, y establecer objetivos asociados.
  • Alinear a toda la compañía en este proceso, unificando criterios.
  • Generar módulos auto-gestionados con células de trabajo.
  • Buscar que se ‘lea’ en cada proceso cuál es su participación en el costo.
  • Identificar gastos generales que se ‘reparten’ sin medir impactos (especificando donde sea importante hacerlo).
  • Recurrir a la mejora continua.
  • Generar indicadores visibles semanales con reportes nivel 1 (Dirección), nivel 2 (Gerencias).
  • Incorporar en los niveles administrativos conceptos de productividad (por ejemplo: cantidad de pedidos por día)
  • Capacitar al equipo de ventas en la adquisición del conocimiento completo del proceso industrial, lead time y posibilidades tecnológicas, con el objetivo de no atentar contra la productividad ni afectar la relación con cliente.
  • Evitar urgencias y alteraciones en el plan de producción (ya que incrementa costos)
  • En cuanto a los costos asociados con la gestión sindical, promover la presencia del área de RRHH en el ‘piso de planta’.
  • Dar seguimiento a los casos de ausentismo y llegadas tarde.

También es importante desarrollar experiencias con proyectos de eficiencia energética, a través de acciones que pueden incluir el reemplazo de equipos, renovación de los artefactos de iluminación, contratación de servicios de especialistas en ahorro energético y la consideración de la adopción de energías renovables.

Selecciones efectivas para cubrir posiciones clave

Para llevar adelante estrategias tendientes a la reducción de costos, desde el proceso de diagnóstico  hasta la instancia de ejecución, es preciso contar con profesionales altamente capacitados para cubrir las posiciones críticas vinculadas a estas responsabilidades.

Para ello, es vital que los procesos de reclutamiento de Gerentes de Planta, Jefes/Gerentes de Ingeniería y Mantenimiento, Ingenieros de Procesos, Responsables de Calidad y Jefes/Gerentes de Compras, junto al resto de los mandos medios que forman parte del área de abastecimiento y adquisiciones, se planifiquen procesos de búsqueda y selección efectivos que permitan cubrir los puestos gerenciales mencionados con la mayor precisión posible, a partir de una adecuada definición de perfil, que responda a las exigencias actuales del mercado y la evolución del sector en el cual opera cada compañía (industria química, energética, eléctrica, autopartista o metalúrgica, materiales para la construcción, maquinaria, empaque, entre otras).

Un headhunter industrial debe apoyar a sus clientes en estas definiciones, cuando ellos lo consideren necesario. La ventaja, es que una consultora de nicho conoce y se anticipa a las necesidades de las compañías y las posibilidades que brinda el mercado. En relación a los candidatos, maneja su misma terminología y conceptos, y los asesora para armar y fortalecer sus perfiles profesionales, atendiendo a sus capacidades y competencias, y a las exigencias que está planteando el mercado.

Por otra parte, en los procesos de reclutamiento especializados es fundamental construir una relación de partnership entre el departamento de Recursos Humanos y la consultora que se encargará de la búsqueda de candidatos.

La responsabilidad del partner de reclutamiento será fomentar una puesta en común entre el equipo de Recursos Humanos y el área interesada en cubrir una posición, en pos de que el proceso de búsqueda se inicie con la información correcta y estando todos los interesados alineados con el perfil profesional que se irá a buscar.

Además es vital brindar un valor agregado que permite agilizar tiempos y garantizar el éxito del proceso de selección: contar, como NUMAN, con una extensa base de profesionales de nicho ya entrevistados.

NUMAN es el único Headhunter Industrial del mercado. No dude en contactarnos si desea optimizar sus procesos de selección en estas tres grandes áreas: INGENIERIA, SUPPLY CHAIN Y VENTAS TÉCNICAS: contacto@numan.com.ar