Competitividad en el área de Supply Chain: claves a tener en cuenta

De los 117 ejecutivos industriales que participaron de la encuesta ‘Competitividad en las Empresas Industriales Argentinas: actualidad, problemáticas y desafíos’, efectuada con motivo de la realización del ‘Foro Argentina Industrial 2018’, 36 de ellos se desempeñan en el área de Supply Chain.

Consultados sobre el nivel de integración que tiene la cadena de suministro de la empresa en la que se desempeñan con sus clientes, respondieron de la siguiente manera:

  • 53% Se comunican mediante una interface vía Internet
  • 14% Toman pedidos con visitas presenciales
  • 14% Reciben pedidos por correo electrónico
  • 6% Gestiona archivos estandarizados de tipo Excel
  • 6% Cuenta con software integrado con sus clientes
  • 3% Recibe pedidos por teléfono

En relación a la integración que tiene su cadena de suministro con sus proveedores, los ejecutivos industriales revelaron que:

  • 50% – Realizan pedidos por correo electrónico
  • 28% – Se comunican mediante una interface vía Internet
  • 11% – Gestionan archivos estandarizados de tipo Excel
  • 8% – Cuentan con software integrado con sus proveedores clave
  • 3% – Realizan pedidos con visitas presenciales

“En la baja integración de software que tienen las empresas industriales con sus clientes (6%) y proveedores claves (8%), queda evidenciado un gap importante que todavía persiste en términos de integración de la cadena de suministros, ya que esta opción es la que refleja el grado de madurez de integración de la Supply Chain”, evaluó Daniel Urman, director de NUMAN.

¿Cuál de los siguientes factores tiene el mayor impacto en los costos logísticos de su empresa?

  • Costo/eficiencia de transporte dentro de Argentina (47%)
  • Costo/eficiencia de importación (28%)
  • Costo de mano de obra propia, asociada al circuito logístico (19%)
  • Impuestos (6%)

“La identificación del costo/eficiencia del transporte dentro de Argentina, como el factor que más impacta en los costos logísticos, es compartida por empresas y Gobierno. De hecho, durante su conferencia en el Foro Argentina Industrial 2018, Fernando Grasso, Secretario de Industria del Ministerio de Producción de la Nación Argentina, dijo que el país viene muy atrasado en materia de infraestructura, en términos de disponibilidad de rutas, puertos y operación aduanera, y en materia energética; destacando que esas cuestiones que venimos acumulando en materia de déficit de competitividad, representan mucha más competitividad que una variación en el tipo de cambio. En esta misma línea, Fernando García Díaz, Jefe de Investigación del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina, aseguró que mejorar la infraestructura para aumentar la productividad afuera de las empresas, es uno de los cuatro planos esenciales para trabajar la competitividad”, expresó Urman.

¿Qué evolución tuvo el costo logístico dentro del esquema de costos de su operación durante los últimos 12 meses?

  • Se incrementó considerablemente (8%)
  • Se incrementó levemente (47%)
  • Se mantuvo constante (31%)
  • Disminuyó levemente (14%)

“Al observar que las empresas no han percibido una disminución del costo logístico de operación en el último año, queda claro, que si bien se han tomado muchas medidas desde el Gobierno, como la reducción de costos logísticos para la actividad portuaria y los trenes de carga, o la disminución de regulaciones y la autorización para la utilización de bitrenes; aún no se percibe el impacto o los beneficios de estas iniciativas por parte de las empresas”, apuntó el director de NUMAN.

Por su parte, Ignacio Sánchez Chiappe, director del IEEC, destacó dos aspectos claves:

  1. la falta de candidatos con conocimiento de herramientas adecuadas a la cadena de suministro
  2. la necesidad de profundizar en lo que la supply chain realmente significa.

“En estos puntos nuestro país tiene verdadera urgencia en actualizarse respecto al mundo y otros países de la región. En lo que respecta a la capacitación, se está ignorando que supply chain es una disciplina de conocimiento mitad blanda y mitad requirente de herramientas cuantitativas. Consiste en crear un marco de referencia y trabajar mediante la integración de procesos entre las partes. No hay un convencimiento claro de que las herramientas generales usadas en otras décadas deberían actualizarse al ritmo del cambio que generan las nuevas tecnologías. No sirve emparchar con herramientas aproximadas. Integrar procesos, por ejemplo, requiere del uso de nuevos software, y del diseño y elección de nuevos indicadores de performance, que apunten a una visión transversal, más lejos de la clásica visión ‘de silos’, tan característica de la época de las primeras revoluciones industriales”, analizó Sánchez Chiappe.

“En cuanto al conocimiento de herramientas específicas, los profesionales deben adecuarse a los nuevos software y sistemas, y a manejar conceptos nuevos como BigData, Data Analytics e integración por procesos, entre otros. Estos conceptos no son un lujo. Son los que está usando el mundo desarrollado”, enfatizó el director del IEEC.

“Adicionalmente, se debe profundizar en el concepto que la logística no es solamente transporte sino un servicio diferenciador que posibilita crear barreras competitivas por la diferenciación, excelencia y consistencia en la ejecución de las estrategias”, puntualizó Sánchez Chiappe.