Industria 4.0 en Argentina: desafíos para el 2019

    Por Leandro di Nardo, director de NUMAN

    Una de las 13 estrategias esenciales para mejorar la competitividad industrial en escenarios de bajas expectativas, identificadas en el marco del Foro Argentina Industrial 2018, fue la profundización de la denominada Industria 4.0, teniendo en cuenta que en la Argentina comienza a consolidarse la necesidad de avanzar hacia la sincronización de toda la cadena de suministro a través del flujo de información digital, en un marco donde priman las decisiones condicionadas/ automatizadas.

    Según explicaron los ejecutivos que participaron del Foro Argentina Industrial, organizado por NUMAN y IEEC, la industria 4.0 tiene en las plantas diversos impactos, entre los cuales destacaron:

    • la disponibilidad de información integrada al instante, en calidad y cantidad;
    • la aplicación de inteligencia artificial al diagnóstico y resolución de problemas; y
    • el control de procesos de manera automática.

    La publicación “Industria 4.0. Fabricando el Futuro”, realizada por Unión Industrial Argentina (UIA), el Instituto para la Integración de América Latina y el Caribe (INTAL) y el sector de Integración y Comercio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presenta un análisis de los desafíos que debe enfrentar Argentina en el marco de la Revolución 4.0 y el impacto de las nuevas tecnologías en la matriz industrial, el mercado laboral, las cadenas globales de valor y las vinculaciones comerciales.

    “La economía global transita una nueva fase que se caracteriza por la digitalización y la conectividad. Tecnologías como internet de las cosas, computación en nube, big data, inteligencia artificial e impresión 3D, entre otras, refuerzan la importancia de la industria manufacturera a partir de la fabricación de productos personalizados e inteligentes. El análisis de datos y la toma de decisiones en tiempo real impactan positivamente en la eficiencia de toda la cadena de valor. Las plataformas digitales permiten ampliar mercados y compartir información con el ecosistema productivo. Surgen nuevos modelos de negocios, de colaboración entre empresas y nuevos actores”. Así se describe el nuevo escenario productivo, en el resumen ejecutivo del reporte que cuenta con la autoría de Ana Inés Basco, Gustavo Beliz, Diego Coatz y Paula Garnero.

    El documento elaborado por la UIA, INTAL y el BID refleja 15 hallazgos vinculados al impacto de la Cuarta Revolución Industrial en la industria manufacturera, sobre los cuales rescatamos algunos puntos, invitando a consultar el informe completo:

    • La investigación se refiere a la Fábrica Algoritmo, señalando que la revolución 4.0 genera una amalgama ciberfísica que todo lo conecta en tiempo real, fusionando los planos físico, digital y biológico, a través de la conectividad (máquina-máquina, máquina-producto, máquina-humano, producto-humano).
    • También habla de la Fábrica Inteligente Predictiva, explicando que las empresas se integran en redes, y que los altos niveles de automatización, digitalización y conectividad, permiten descentralizar la toma de decisiones, y pasar de modelos preventivos a modelos predictivos, aplicables a todas las áreas de la organización. Por ejemplo, en la cadena de suministros, ajustando los tiempos en la provisión de insumos y minimizando la necesidad de inventarios.
    • El reporte advierte que las tecnologías pueden impulsar a las empresas globales hacia la relocalización (reshoring) de la producción en su país o región de origen y/o a la descentralización de la producción (manufactura distribuida), acercando la fabricación a los centros de consumo. Además menciona que las PYMES con pequeñas infraestructuras, pueden producir de forma inteligente y formar parte de redes de manufactura desconcentradas. Asimismo, indica que factores vinculados con la competitividad, como el sistema de infraestructura y logística, el costo energético y los talentos acordes a las exigencias de la Industria 4.0, son importantes en las decisiones de localización de empresas globales.
    • La publicación también hace referencia al managementde la improvisación y la innovación, al explicar que las empresas gestionan sus actividades con altos niveles de incertidumbre, y que faltan capacidades para analizar datos y tomar decisiones en un contexto competitivo y cambiante. Sobre 2.000 directivos de 9 sectores industriales en 26 países, sólo el 20% de las empresas industriales reconoce tener capacidades avanzadas para el análisis de datos. El 51% considera necesario estimular el desarrollo de estas habilidades entre sus RRHH para eficientizar el proceso de toma de decisiones y reducir la incertidumbre.
    • El trabajo reconoce que la automatización de la producción es una tendencia creciente a nivel mundial, pero que el capital robótico se concentra en pocos países y empresas de tamaño grande, siendo la industria automotriz la principal adoptante de esta tecnología a nivel mundial.
    • El informe advierte que la Revolución 4.0 desafía a los países emergentes, desplazando la competitividad basada en costos salariales y ventajas naturales, para revalorizar el ecosistema productivo y el capital humano, planteando la  necesidad de contar con ecosistemas más exigentes en términos de infraestructura, logística, recursos humanos, etc.
    • Un estudio reciente de Boston Consulting Group mencionado en la investigación revela que solo el 34% de las empresas argentinas tiene planeado incorporar todas las tecnologías de la industria 4.0 en los próximos 5 años (en Alemania y Francia ese porcentaje supera al 70%). Sin embargo, el 76% de los entrevistados reconoce que la evolución de su compañía hacia la industria 4.0 forma parte de los temas de discusión de la alta gerencia.
    • Se destacan algunas herramientas puntuales de política industrial como el Programa de Desarrollo de Proveedores del Estado y la reciente sanción de la Ley Compre argentino como drivers en la reconversión de la industria.
    • El reporte sostiene que el sector automotriz escenifica prácticamente la totalidad de las dimensiones en que la industria tradicional evoluciona hacia una industria 4.0.
    • Entre los desafíos socioeconómicos se destacan la importancia de desarrollar habilidades en los trabajadores acordes a las nuevas exigencias, monitorear los impactos sobre el mercado laboral (con especial atención sobre la desigualdad de ingresos entre hombres y mujeres) y reducir de brecha digital de género.
    • El documento también aborda las habilidades demandadas a los trabajadores industriales, haciendo referencia a un estudio realizado por el Task Force sobre Economía Digital del G20 (‘Towards the implementation of the G20 roadmap for digitalization: skills, business dynamics and competition, 2018, Paris: OECD), que aborda la demanda de nueve competencias cognitivas, no cognitivas y sociales: alfabetización; aritmética; TICs; STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemática); marketing y contabilidad; gestión y comunicación; resolución de problemas; auto organización; y predisposición para aprender.

    Sobre este último punto y ya por fuera del informe de la UIA, INTAL y el BID, vale destacar que las habilidades más buscadas en los candidatos para cubrir posiciones gerenciales, se destacan su capacidad para trabajar la mejora continua de la organización, transformar ideas en acción, ser un agente motor de cambios y el liderazgo para transferir estas dinámicas a los equipos corporativos.

    Este tipo de profesionales son muy necesarios frente a la dinámica que imprime la nueva revolución industrial a los procesos productivos. Sin embargo, para muchas empresas resulta complicado encontrarlos, y cuando una empresa los suma a sus equipos, son incorporaciones muy valoradas.

    Los profesionales con este tipo de habilidades garantizan que las empresas puedan adaptarse a la dinámica y transformaciones que plantea actualmente la Industria 4.0, para mantener los niveles de productividad y competitividad. Es decir, son garantes de la viabilidad futura de cada compañía.