Desafíos para el desarrollo productivo

    Reflexiones realizadas en el marco de la 25º Conferencia Industrial ‘#ConstruirConsensos – Desafíos para el Desarrollo Productivo’ de la UIA

    desarrollo productivo

    Frente a la culminación de un periodo presidencial y la llegada de un nuevo gobierno a la Argentina, durante el acto de apertura de la 25º Conferencia Industrial ‘#ConstruirConsensos – Desafíos para el Desarrollo Productivo’, organizada por la UIA, se hizo referencia a la construcción de diálogos intergeneracionales para avanzar hacia la recuperación económica y una inclusión social duradera.

    También se destacó la importancia de lograr una macroeconomía estable y previsible que permita recuperar el capital de trabajo.

    Además se resaltó la necesidad de reactivar el mercado interno y la urgencia de desarrollar políticas de estado activas y dinámicas, que impulsen al sector productivo.

    Compartimos algunas de las principales expresiones de Juana Torresín y Miguel Ángel Rodríguez, Presidente Joven y Presidente –respectivamente- de la 25º Conferencia Industrial de la UIA.

    Ambos disertaron en la apertura del evento, que compartieron con Diego Santilli, Vicejefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y Miguel Acevedo, Presidente Unión Industrial Argentina.

    Juana Torresín:

    • La historia argentina nos ha demostrado que sin consensos es imposible que el país pueda recorrer un camino de recuperación económica e inclusión social duradera.
    • Es con los sectores público y privado, es con la industria y con el agro, y es con los trabajadores y el desarrollo tecnológico, que Argentina va a conseguir superar todos los desafíos que tiene por delante.
    • Es a partir del diálogo intergeneracional como construimos los puentes para avanzar en el tiempo. El intercambio de experiencias, el apoyo de quienes nos anteceden y el acompañamiento recíproco, son los insumos con los que buscamos superar los desafíos que proponen los nuevos paradigmas.
    • Hay una certeza que une a todas las generaciones de industriales, la industria es parte de la solución a los problemas que tiene nuestro país. En vinculación con los servicios y el agro, creamos valor, generamos empleo de calidad y promovemos el desarrollo territorial
    • Terminamos este año compartiendo nuestra junta con más de 70 representantes jóvenes que pertenecen a cámaras y empresas asociadas en todo el país. Me permito con orgullo contarles que el 40% de este grupo somos mujeres.

    Miguel Ángel Rodríguez:

    • 2019 cerrará con un PBI industrial inferior al año 2009 y con un cierre de más de cuatro mil empresas, de las cuales el 95% fueron PYME. El panorama es aún más complejo si tomamos en cuenta las asimetrías estructurales del territorio nacional.
    • Debido a los costos logísticos, las empresas radicadas en el interior pierden competitividad, tanto en el acceso a materias primas como en el transporte de sus productos a los principales mercados internos y externos.
    • Se necesitará crecer durante 10 años al 4% para recuperar el nivel productivo del año 2011. Solo cuando alcancemos esos índices podremos afirmar que hemos vuelto a crecer. Hasta entonces solo será recuperación de lo que hemos perdido.
    • Es imprescindible ir hacia una macroeconomía estable y previsible, que permita recuperar el capital de trabajo e invertir en nuevas tecnologías, con sistemas impositivos de amortización acelerada. Porque la velocidad con la que la tecnología se introduce y comienza a exigir mejoras y recambios en la industria hace que la amortización cada vez sea más corta.
    • Ante la necesidad de emprender en el camino del crecimiento, el primer paso es reactivar el mercado interno para poder construir una plataforma sólida, que nos permita progresar y exportar valor al mundo.
    • Tenemos que trabajar en forma mancomunada el sector productivo y el financiero, a partir de políticas impositivas, que estimulen y hasta retribuyan la inversión productiva.
    • Todos sabemos que para lograr una economía sostenible y creciente en el tiempo, la industria, los servicios y el agro, son motores imprescindibles que deben estar siempre funcionando en forma eficiente.
    • Debemos enfocarnos en acuerdos y consensos que permanezcan en el tiempo, y sean la piedra fundacional de la prosperidad futura. Solo cuando tengamos una moneda estable, una macroeconomía ordenada, tasas de interés competitivas a nivel mundial, y previsibilidad, empezaremos a transitar la senda del crecimiento.
    • Darle un marco institucional al desarrollo PYME también es un factor decisivo para el futuro del país.
    • Devolver la competitividad a la economía argentina a partir de la reducción de costos, desplegando el potencial desarrollado en todo el país con el fortalecimiento de las pymes a nivel nacional, y haciendo propio el desafío de la cuarta revolución industrial.
    • Nuestro sector está integrándose progresivamente a los avances de la industria 4.0. Casi la mitad de los establecimientos industriales del país están encarando proyectos de digitalización o incorporando nuevas tecnologías. Pero encuentran obstáculos financieros, impositivos, normativos o de infraestructura digital que dificultan este proceso.
    • Vivimos en un mundo que está moviéndose muy rápidamente sobre el territorio 4.0 con políticas de estado activas y dinámicas, que impulsan al sector productivo. Mientras que en Argentina aún no se instala ni fomenta la importancia de políticas de Estado que incentiven, faciliten y propicien la modernización de la matriz productiva.

    Acceder al video completo de la apertura: https://www.youtube.com/watch?v=r7WKvMb3sec&list=PL5OurZVTFU79B-itVpfNr7_gFlwq__0w2&index=1

    En próximos artículos estaremos analizando las principales reflexiones en el resto de los paneles que tuvieron lugar durante la conferencia organizada por la Unión Industrial Argentina.