coronavirus

(Por Leandro di Nardo, director de NUMAN) La pandemia provocada por el coronavirus que actualmente tiene en vilo al mundo, está golpeando con mucha dureza a todo el tejido social y económico del planeta.

En este artículo abordaremos las políticas corporativas que se están impulsando y el apoyo que brinda la tecnología a los procesos de reclutamiento.

Conforme avanza la crisis sanitaria, gobiernos, instituciones educativas y empresas han tenido que adaptarse a la nueva realidad de una manera abrupta, debiendo reformular sus procesos productivos en tiempo récord.

A partir de la peligrosidad que presenta este virus y para proteger a sus recursos humanos, las empresas están tomando medidas o previendo hacerlo en el corto plazo, en procura de garantizar la seguridad laboral. Entre ellas:

  • Aceleración de la transformación digital frente a la necesidad de gestionar a cada organización en forma remota.
  • Implementación del home office en numerosos sectores de cada empresa, con el despliegue de sistemas tecnológicos que faciliten la interacción entre los miembros de la organización. En esta línea, se cancelaron las reuniones presenciales y los eventos corporativos.
  • Suspensión de viajes. Inicialmente se tomó como una medida preventiva (tanto a nivel nacional como internacional), aunque hoy existe la imposibilidad de hacerlo ante las restricciones al tránsito impuestas por la mayoría de los países.
  • Refuerzo de los procesos de capacitación y actualización normativa y de procedimientos, para áreas sensibles como HSE de las cuales depende el resguardo de los ámbitos de trabajo y las personas, en tiempos donde la seguridad, la salud y la higiene son absolutamente prioritarias.
  • Licenciamiento con goce de sueldo a mayores de 60 años, mujeres embarazadas y trabajadores que tengan factores de riesgo (una medida que fue respaldada por el gobierno).
  • Readaptación de los espacios de trabajo para preservar la distancia de dos metros que debe existir entre las personas, a fin de disminuir las situaciones de contagio.
  • Distribución de instructivos de prevención, concientización de las prácticas a tener en cuenta durante el desarrollo de la pandemia e intensificación de la limpieza periódica de escritorios.
  • Establecer nuevas reglas de relacionamiento: saludos sin contacto, evitar aglomeraciones de personas.
  • Reestructuración de la jornada laboral y la asignación de turnos de trabajo.
  • Mejorar los espacios destinados a la aseo de los trabajadores, reforzando los elementos de higiene exigidos para prevenir el coronavirus.
  • Adopción de medios de transporte alternativos para poder trasladar a los trabajadores a sus lugares de trabajo (en el caso de puestos esenciales que no puedan adoptar el home office).
  • Restricción del acceso de proveedores del exterior, imponiéndose el e-commerce como modalidad comercial para la compra de insumos.

Más allá de estas medidas, las compañías tienen en claro que el coronavirus profundizará la recesión, complicará la productividad y afectará a la competitividad. Y se preparan para ello.

Cambios en los procesos de reclutamiento

Las dificultades que se están presentando en términos de disponibilidad de medios de transporte y las recomendaciones por limitar el contacto presencial entre personas, no son ajenas a los procesos de selección.

Si bien la incorporación tecnológica ya formaba parte de los procesos habituales de búsqueda y selección, la evolución de la pandemia lleva a que debamos utilizar en mayor medida innovaciones que fuimos incorporando en los últimos años.

Una de las soluciones que más aportan a este contexto son las videoconferencias web, que permiten reproducir una situación presencial con altos niveles de interactividad, ofreciendo una respuesta sólida a la imposibilidad de realizar reuniones con la asistencia física de sus participantes.

Este tipo de herramientas, ya sea a través de Skype, Hangout u otras plataformas, permiten tener un acceso completo a cada candidato y poder mantener reuniones exitosas, incluso desde un celular.

Los distintos test psicotécnicos, pueden realizarse perfectamente a través de una videoconferencia, aun teniendo en cuenta que se trata de pruebas profundas y completas. Las nuevas tecnologías de comunicación permiten evaluar y medir aquellos aspectos de la personalidad de cada candidato y las capacidades intelectuales que puedan influir en la futura adaptación al puesto de trabajo para el cual está aspirando.

 

Comprometidos con evitar la propagación del coronavirus COVID-19, en NUMAN activamos y promovemos las distintas herramientas de trabajo remoto.

Invitamos a todos aquellos profesionales y empresas, en la medida en que la naturaleza de su negocio se los permita, a ir por este camino y adoptar el home office.

Aunque esta lamentable situación de salud pública nos afecte a todos, recordemos que ya no solo se trata de nuestra salud y la de nuestra familia, sino que es un tema de responsabilidad social.