virtualidad

(Por Leandro di Nardo, director de NUMAN) La pandemia transformó la operatoria de todas las empresas a nivel global, impactando en todos los sectores de la economía. El mundo cambió en cuestión de días, y todos tuvimos que adaptarnos al signo de los nuevos tiempos. ¿La virtualidad llegó para quedarse?

Mientras el home office se consolidó como modalidad laboral para todas las compañías no esenciales, las industrias que continúan operando en tiempos de cuarentena debieron aplicar nuevos protocolos laborales para cumplir con el distanciamiento social.

La presencialidad hoy resulta imposible e impensada para la mayoría de las actividades productivas, que deben asumir la virtualidad como un nuevo ámbito de relacionamiento obligado.

Los headhunters también hemos tenido que adaptarnos a la realidad impuesta por el coronavirus.

Si bien la incorporación de tecnología ya se venía produciendo en forma progresiva dentro del sector, en el marco de la transformación digital de las organizaciones motorizada por la Cuarta Revolución Industrial; la llegada del Covid-19 aceleró la tendencia.

A raíz de la cuarentena obligatoria hoy el 100% de los procesos de reclutamiento se realizan a distancia:

  • La pandemia potenció la importancia de las redes sociales en la búsqueda de candidatos adecuados para cada perfil. Un recurso que venía siendo utilizado, ahora adquiere un protagonismo más amplio y determinante.
  • Comienza a utilizarse cada vez más el video currículum, donde los postulantes a un puesto deben expresar sus logros y habilidades de una manera simple y directa.
  • Las entrevistas hoy se hacen completamente a través de plataformas de videoconferencias como Zoom, Skype o Hangouts. Incluso en algunos casos también se puede recurrir a video llamadas de Whatsapp. Estas modalidades de comunicación ya venían siendo aprovechadas en candidatos que se encontraban geográficamente distantes en relación a la ubicación de las compañías contratantes y los headhunters. Hoy se aplican a todas las entrevistas.
  • Las instancias de test comportamentales o psicotécnicos pasaron a ser virtuales, sin perder profundidad ni amplitud.
  • La etapa final de selección también puede realizarse en forma virtual, con la posibilidad de que el candidato tenga contacto directo con sus eventuales superiores y subalternos directos, e incluso pueda conocer las instalaciones de su lugar de trabajo en forma remota.

 

Veamos algunas ventajas que aporta la incorporación de tecnología a los procesos de headhunting, en el marco de la pandemia:

  1. La utilización de tecnología agiliza los tiempos de búsqueda y selección, un valor agregado que hoy se potencia al estar restringida la movilidad para avanzar en forma presencial en la identificación de los candidatos  más adecuados para cada posición y empresa.
  2. Al estar en una situación de aislamiento total o parcial, las personas se vuelcan más hacia las redes sociales, ofreciéndonos la posibilidad de conocerlas con mayor profundidad. De esta manera contamos con mayores elementos de valoración de cada persona, en cuanto a sus intereses, su compromiso y liderazgo en relación a temas coyunturales, y su capacidad de comunicarse, entre otras cuestiones.
  3. Las entrevistas online facilitan las etapas de evaluación y permiten que diferentes actores del proceso puedan estar en contacto cercano con los candidatos, simultáneamente o en forma individual. Además ofrecen la oportunidad de realizar múltiples análisis en relación a cada postulante. Por ejemplo:
  • Su lenguaje verbal y corporal (como si la entrevista se estuviera realizando de manera presencial).
  • La forma en la que cada profesional está sobrellevando una situación crítica y estresante como la actual, a fin de poder valorar sus aptitudes de manejo de crisis.
  • Sus competencias virtuales (un dato que no es menor, teniendo en cuenta que en mayor o medida esta crisis global afianzará la utilización de plataformas online aplicadas a la producción, distribución y comercialización de bienes y servicios, ampliará el home office y seguramente continuará con un cierto distanciamiento en las actividades laborales en el futuro).

 

La transformación digital en la que ya veníamos inmersos los headhunters nos han permitido adaptarnos rápidamente a los efectos que ha producido el Covid-19 en la actividad económica, y nos brinda la posibilidad de transferir la tecnología que hemos incorporado a las empresas que confían en nosotros para desarrollar sus procesos de reclutamiento.