entrevista laboral virtual

(Equipo NUMAN) En medio del complejo contexto que estamos atravesando, podemos rescatar algo positivo: la participación remota de los candidatos en procesos de selección se consolida como solución efectiva. La entrevista laboral virtual se venía utilizando con mayor frecuencia en los últimos tiempos, pero ahora todas las empresas se ven obligadas a incorporar esta práctica y a realizar los test comportamentales o psicotécnicos online.

Por eso nos parece primordial que quienes sean entrevistados virtualmente, tengan en cuenta algunos tips para optimizar y potenciar sus posibilidades:

1. Cuidar la Escenografía. Al igual que en un set de televisión se debe elegir un lugar de la casa en el que la cámara de la computadora o el celular pueda tomar un buen fondo, y contar con una buena iluminación. Si la entrevista se realiza con una aplicación que permita cambiar fondos y se decide aprovecharlo porque no se encuentra un lugar apropiado en la vivienda, ser minuciosos con el tramado que se selecciona, ya que todo lo que muestre la cámara formará parte de la imagen que se estará proyectando. También es importante seleccionar un espacio del hogar en el que no haya niños ni potenciales distracciones (avisando a todos los integrantes de la familia sobre la importante instancia que está por desarrollarse, para garantizar que no haya interrupciones ni ruidos durante el proceso).

2. Aspecto Personal. El aislamiento prolongado puede llevar a que algunas personas comiencen a relajar inconscientemente determinados hábitos. Por ello es importante tener en cuenta que una entrevista online reproduce las dinámicas de un encuentro presencial. Se debe procurar elegir una vestimenta adecuada y hacer una prueba de cámara antes de iniciar la sesión, para comprobar la imagen que va a recibir el entrevistador y encontrar la mejor postura posible, para trasmitir firmeza dentro del ángulo de captura de la cámara.

3. Recaudos varios. Por cualquier falla técnica que pudiera surgir, siempre es importante tener cerca el teléfono o contacto de WhatsApp del entrevistador o intermediario (por ejemplo, el headhunter), al cual poder reportarle cualquier inconveniente que surja al inicio de la reunión o durante su realización.

También recomendamos tener cargador de la laptop y el del teléfono a mano, algún cuaderno o papel para tomar nota (más allá de la computadora), y un vaso de agua para hidratarse por si la entrevista se extiende.

De ser posible utilizar audífonos para mayor calidad del audio y cerrar todas las aplicaciones que no se estén utilizando para garantizar mejor estabilidad en la conexión a Internet.

4. Información Contextual Previa. A todas las entrevistas laborales es importante asistir con información previa de la empresa que está realizando la búsqueda, como así también de los productos que ofrece, su historia y participación en el mercado. A su vez, recomendamos conocer el perfil profesional de quien nos entrevistará, pudiendo usar LinkedIn como una buena fuente de consulta.

La virtualidad entrega una ventaja: mientras transcurre la entrevista se puede tener en pantalla información de consulta. Se debe ser discreto al mirar esta información, ya que el entrevistador puede estar viendo hacia donde fluye la mirada del candidato.

5. Puntualidad. Estar disponible en el momento exacto en que se ha programado una entrevista es fundamental, tanto en el ámbito virtual como presencial. Esta actitud refleja interés, compromiso y respeto. Como factores adicionales a tener en cuenta en instancias online, se destacan: comprobar minutos antes del encuentro que la conectividad esté funcionando correctamente, y en el caso de estar participándose a través de plataformas como Zoom o Hangouts, realizar la solicitud de ingreso justo a tiempo.

6. Lenguaje no verbal. El lenguaje corporal es tan importante como si la entrevista se estuviera realizando de manera presencial. Es clave mirar a cámara, realizar los saludos de rigor iniciales, mantener enfocada la atención en quien entrevista y evitar mirar por fuera de la pantalla.

Sus competencias virtuales serán evaluadas, teniendo en cuenta que en mayor o medida esta crisis global afianzará la utilización de plataformas online, ampliará el home office y seguramente continuará con un cierto distanciamiento en las actividades laborales en el futuro.

7. Sinceridad. Está claro que la verdad es la mejor herramienta durante un proceso de selección. En las instancias virtuales, la detección de falta de honestidad de un candidato es igual de evidente que en una entrevista presencial. La distancia no funciona como camuflaje.

8. Positividad. Los comentarios negativos sobre otras personas o empresas siempre generan una impresión negativa sobre el entrevistador y generalmente demuestran poca capacidad para resolver conflictos en forma asertiva. Tanto en las entrevistas presenciales como en las virtuales es importante enfocarse en los aprendizajes que dejaron todas las experiencias anteriores. De ser genuina, no limitar la sonrisa.

9. Actitud Zen. Estamos viviendo como sociedad una situación en la que el aislamiento puede jugar en contra de los candidatos, potenciando su ansiedad y nerviosismo a niveles mayores de los que podría generar habitualmente una entrevista de selección. Sumado a la alta expectativa que pone cada profesional frente a su futuro laboral, el factor encierro y la incertidumbre sanitaria puede elevar los niveles de estrés y afectar negativamente el desempeño de una persona. Sin embargo, la forma en la que cada profesional está sobrellevando una situación crítica y estresante como la actual, ofrece la posibilidad de valorar sus aptitudes de manejo de crisis. Si bien no hay soluciones mágicas, tomar nota de cada uno de los puntos que analizamos precedentemente puede ayudar a generar más tranquilidad y desarrollar encuentros positivos.

10. Demostrar Interés. Mostrarse atento al desarrollo del proceso de selección siempre es valorado como una buena actitud. Al igual que manifestar interés por la cultura empresarial de la organización y sus valores, reflejando interés en conocer el ADN de la compañía. En este punto, la pandemia ha agregado una variable adicional sobre la cuál es importante indagar: las políticas de home office, el manejo de las distancias personales dentro de la planta o la oficina, y las medidas de higiene y seguridad, entre otras. Finalmente, en el cierre de la entrevista expresar agradecimiento por la oportunidad y consultar por los siguientes pasos, mostrándose a disposición el proceso.