industria automotriz y autopartista

(Por Leandro di Nardo, director de NUMAN – Headhunter Industrial) La industria automotriz y autopartista hoy reanudan sus actividades en forma gradual, 60 días después de haber detenido completamente sus actividades a raíz del comienzo de la cuarentena obligatoria. De esta manera, 15.000 trabajadores vuelven a sus lugares de trabajo siguiendo estrictos protocolos de seguridad.

La reanudación de operaciones es un avance importante, un alivio y una enorme responsabilidad para las compañías del sector, pero es solo un paso en pos de lograr la reactivación. Si bien disminuye la tensión generada por el cierre de plantas, los próximos meses serán muy duros.

En este sentido y en el marco de un encuentro virtual organizado recientemente por NUMAN, líderes de plantas industriales consideradas no esenciales durante las primeras etapas de la cuarentena –entre ellos representantes de las principales empresas automotrices y autopartistas del país- coincidieron que frente a la crisis no se está analizando algo que ya pasó, sino una situación que está pasando y que continuará ocurriendo.

Sostienen que el mundo como lo conocíamos no existe más, y asumen que van a desaparecer muchas compañías, no solo en Argentina sino el mundo. Con lo cual la matriz productiva y comercial se va a achicar significativamente en los próximos años. Sin embargo, al fundirse la competencia, reconocen que las empresas supervivientes pueden llegar a recibir demandas que nunca había tenido, y resulten positivas y estratégicas para su negocio.

La mayoría de las compañías advierten que se arrancará con un volumen muy parcial, a la mitad de la producción que se venía teniendo, y que estará condicionado por la disponibilidad de mano de obra.

Las compañías entraron a la cuarentena con un ausentismo cercano al 20% en todo concepto (incluyendo el de personal en grupos de riesgo). En función de cómo evolucione el presentismo (aquí se tiene en cuenta la posibilidad eventual de casos positivos de Covid-19 en planta) y la demanda de los mercados, se verá como continua el programa de producción. El final es abierto.

Medidas de prevención 

Entre las medidas de prevención para evitar contagios, Ricardo Pignanelli, titular del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), destacó en una entrevista concedida a Infobae, la puesta en marcha de un esquema que incluye 100 testeos rápidos de coronavirus por día, control de la temperatura, un solo turno laboral y transporte provisto por las empresas.

Estas medidas fueron reflejadas en el encuentro virtual de líderes de plantas de industrias no esenciales coordinado por NUMAN, en el que se informó que la mayoría de las empresas comenzó a implementar medidas de prevención antes de comenzar la cuarentena, a través del aislamiento y segregación de grupos, evitando el cruce de turnos y estableciendo lapsos de tiempo entre egresos e ingresos.

Otras medidas que se fueron adoptando para el reinicio de la actividad, fueron la incorporación de senderos de tránsito, la anulación del comedor y su reconversión en zona de aislamiento para el caso que ocurra un caso positivo, la instalación de cabinas desinfectantes, la medición de temperatura mencionada anteriormente, la desinfección constante de guantes, y la utilización de máscaras (cuando las distancias personales son menores a 1,80 metros) y barbijos.

Incluso, algunas empresas evalúan cancelar los vestuarios y que la gente ya venga con la ropa de trabajo desde la casa para evitar un lugar de alta concentración humana.

Además, se asumió la necesidad de desarrollar una cultura que lleve a las personas estar continuamente cuidándose y monitoreando su condición física, evitando las aglomeraciones y el contacto físico.

En paralelo algunas empresas revelaron contar con un mapa de todos los operarios de planta para controlar si cumplen los procedimientos de seguridad y la distancia física.

Finalmente, se maximizó el trabajo a distancia a través del home office para todas las áreas que pueden desempeñar sus funciones en forma remota. Aunque está claro que la planta tiene que operar en forma presencial, para lo cual se está forzando la utilización de tableros electrónicos.

Luego de una extensa paralización de actividades, hoy comienza una etapa muy esperada por las empresas automotrices y autopartistas, que reabren sus plantas en un escenario completamente distinto al que habían dejado el 19 de marzo. Un enorme desafío con el doble compromiso de cuidar a sus trabajadores y reactivar la producción, para volver a ser sustentables y competitivas.

Desde NUMAN les deseamos el mayor de los éxitos a todos los trabajadores del sector.