Líder de Ingeniería

(Por Daniel Urman, Director de NUMAN) La pandemia puso y pone a prueba a todas las industrias en escenarios que nadie había imaginado, planteando un contexto desafiante en el marco del cual se debieron cambiar estrategias, adaptar procesos de producción y tomar medidas excepcionales.

Como destaca Dave Garrett, Vicepresidente de Desarrollo Corporativo del Project Management Institute, en su reciente artículo ‘Three Simple Ways To Drive COVID-inspired Change’,  las tendencias macro y los eventos disruptivos están acelerando el ritmo del cambio y aumentando la cantidad y el tipo de proyectos en el mundo. “Creemos que nuestra visión de ‘empoderar a las personas para hacer realidad las ideas’ significa ayudar a apoyar a los ‘creadores de cambio’, las personas que impulsan el cambio positivo en lugar de simplemente reaccionar ante él”, sostiene.

En un contexto dinámico y altamente volátil, la gestión efectiva de proyectos se erigió en un elemento fundamental para la actividad industrial. Es por ello que en los últimos dos años uno de los 10 perfiles más demandados por la industria argentina es el Líder de Ingeniería / Proyectos, cuyas responsabilidades incluyen la planificación, control y coordinación integral de un proyecto desde su arranque hasta su cierre.

Su objetivo es cumplir con los propósitos propuestos, en los tiempos planificados, dentro del presupuesto asignado y alcanzando los estándares de calidad requeridos.

Teniendo en cuenta las dinámicas que presentan el mercado internacional y nacional, además de considerar que los proyectos no siempre transcurren de acuerdo a lo planificado (menos aún en las circunstancias actuales), la eficacia de un Líder de Ingeniería / Proyectos cobra mayor dimensión.

Las compañías industriales están buscando principalmente profesionales altamente calificados que cubran funciones como la planificación, implementación y análisis de los proyectos en todos sus aspectos, previendo fallas en forma temprana y tomando decisiones de acuerdo a la evolución de los mismos.

El foco está puesto en personas con las competencias necesarias para colaborar en la definición y consecución de objetivos, y que tengan la capacidad de supervisar el desarrollo de nuevos productos, realizando la documentación técnica de los mismos.

Además, los aspirantes a cubrir este rol tendrán que mantener relaciones con los agentes externos a la planta, responder ante clientes y terceros por los resultados obtenidos y certificar los productos con los Entes Reguladores correspondientes.

En los procesos de búsqueda se valoran especialmente candidatos que reúnan las siguientes características:

  • Compromiso con el Sistema de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente.
  • Colaboración activa con la mejora continua.
  • Ejecutividad, autoridad y liderazgo situacional.
  • Competencias de organización, control y negociación.
  • Capacidad para la toma de decisiones en función de los requerimientos de cada situación o contexto.
  • Proactividad en la realización de propuestas de mejoras en el Sistema de Calidad, Seguridad y Medio Ambiente.
  • Capacidad de adaptarse a la variabilidad y las curvas de rendimiento y comportamiento de cada proyecto.
  • Hacer un uso adecuado y mantener en buenas condiciones de funcionamiento las instalaciones y equipos suministrados por la empresa.

En general se priorizan perfiles técnicos, preferentemente ingenieros, con muy buena gestión de relaciones interpersonales, elevadas competencias de gestión y decisión, y habilidad para detectar potenciales riesgos y darles tratamiento adecuado y oportuno.