Innovando la gestión sindical en empresas industriales

    Por Octavio Borgarelli, Consultor – NUMAN

    La gestión de la relación de una compañía con los sindicatos no es un tema exclusivo del área de Recursos Humanos (RRHH), sino una misión que todos los sectores de una organización deben atender. Esta reflexión, que pone de manifiesto una concepción compartida por la gran mayoría de las industrias, forma parte de los análisis efectuados por los ejecutivos de empresas nacionales e internacionales radicadas en la Argentina que asistieron al Foro Argentina Industrial 2019, organizado por NUMAN y IEEC.

    En el encuentro, los mandos altos y medios participantes, señalaron que el área de RRHH debe actuar como ‘advisor’, mientras que Operaciones debería involucrarse activamente en promover con los sindicatos una relación que sea funcional a los intereses del conjunto.

    Haciendo referencia a la complejidad que se plantea en Argentina en las relaciones entre empresas y sindicatos, advirtieron que en otros países se opera bajo menores niveles de presión sindical, en términos generales.

    Por ello y para abordar los desafíos de la gestión sindical en forma efectiva, los ejecutivos contemplaron los siguientes puntos a ser tenidos en cuenta:

    • La atención a reclamos sindicales debe ser más continua, escuchándolos y haciéndoles entender aquellos puntos en los que se pueden trabajar y en cuáles no, generando sinergias y no confrontaciones.
    • Para encarar las actividades de negociación, se recomendó armar una comisión negociadora (evitando que recaiga todo en una misma persona).
    • Se sugirió atender las necesidades buscando mejoras en la ergonomía y seguridad, por ejemplo.
    • Se destacó la importancia de generar confianza entre el top management y los delegados sindicales, promoviendo siempre ámbitos de escucha y respeto mutuo.
    • Adicionalmente, se sugirió brindarles a los líderes sindicales capacitación, promover actividades corporativas en conjunto (por ejemplo, Viajes), involucrarlos en el negocio, conversar acerca de conceptos tales como productividad y competitividad, y analizar juntos indicadores.

    Otros factores mencionados que podrían colaborar a una mejor gestión sindical, fueron los siguientes:

    • Contar con una mejor protección jurídica contra amenazas y corrupción sindical.
    • Salvaguardar a los empleados que no desean afiliarse.
    • Solicitar mayor apoyo del Gobierno en épocas de conflictos (por ejemplo: impedir que se bloqueen ingresos/egresos de mercaderías sin motivo).
    • Minimizar la competencia entre los sindicatos que conviven en el marco de las operaciones de una empresa.

    En relación a la incorporación de innovaciones producto de la profundización de la Cuarta Revolución Industrial, se advirtió que en muchas ocasiones las compañías dependen de la postura que adopten los sindicatos de cara a la implementación de tecnología. A partir de este tipo de circunstancias, emerge como necesaria la modernización de los convenios colectivos, buscar continuamente sinergias con los gremios y capacitar a sus referentes.

    Aquí surge uno de los puntos de tensión generados por la Industria 4.0: la preocupación por la pérdida de puestos trabajo en manos de robots e inteligencia artificial. Sobre esta problemática se avizoró que, si bien es cierto que las automatizaciones generarían una disminución considerable en los puestos directamente vinculados con las líneas de producción, al mismo tiempo los avances tecnológicos abrirán la puerta a nuevos roles. Con lo cual, el desafío pasará por transformar las capacidades del personal para cubrir esos nuevos puestos que se generarán. Si bien en algunos casos es de esperar mayor resistencia, los ejecutivos coinciden en que la transformación será imperiosa y constituye una responsabilidad de todos (empresas, sindicatos, trabajadores) encararla exitosamente.

    Finalmente, los ejecutivos participantes del Foro Argentina Industrial identificaron la necesidad de promover un abordaje colaborativo de la gestión sindical, fortaleciendo la integración de las empresas de un mismo sector o incentivando acciones conjuntas por zonas geográficas.